Justicia | Agustina Fernández | ADN | Cipoletti

Hallaron ADN de un hombre en las uñas de Agustina Fernández, la estudiante asesinada en Cipoletti

La Justicia busca determinar que la muerte se trató de un "homicidio criminis causa", es decir, que la asesinaron para ocultar un robo.

El Ministerio Público Fiscal de Río Negro informó que se encontró ADN de un hombre debajo de las uñas de la estudiante de medicina Agustina Fernández, quien fue asesinada hace un mes en la ciudad rionegrina de Cipoletti.

El pasado 5 de julio, la joven de 19 años fue encontrada sin vida en la casa de un amigo, quien no se encontraba allí, por lo que los trascendidos indicaban que la habrían matado en un intento de robo.

Durante el miércoles 3 de agosto los peritos del Laboratorio Regional de Genética Forense de Bariloche fueron los encargados de presentar los informes de los diversos análisis que se le realizaron a la joven y en uno de ellos se constató el hallazgo de ADN.

"El material genético fue hallado en las uñas del dedo índice de la mano derecha de la joven y en el dedo pulgar de la mano izquierda. Se obtuvo un perfil genético mezclado, perteneciente a la mezcla de material genético de por lo menos dos individuos", señala el escrito.

El material genético fue hallado en las uñas del dedo índice de la mano derecha de la joven y en el dedo pulgar de la mano izquierda. Se obtuvo un perfil genético mezclado, perteneciente a la mezcla de material genético de por lo menos dos individuos El material genético fue hallado en las uñas del dedo índice de la mano derecha de la joven y en el dedo pulgar de la mano izquierda. Se obtuvo un perfil genético mezclado, perteneciente a la mezcla de material genético de por lo menos dos individuos

Desde un comienzo se sospechó de la culpabilidad del amigo de Agustina y dueño de la casa donde fue encontrada, pero la justicia indicó que el ADN no pertenece a él, pese a que las cámaras de seguridad, tanto públicas como privadas, ya habían sostenido sus declaraciones.

Con este hallazgo, la Justicia quiere determinar que la muerte se trató de un "homicidio criminis causa", es decir, que la asesinaron para ocultar el robo.

El Ministerio de Seguridad de Río Negro dispuso una recompensa de un millón de pesos para toda persona que aporte datos para identificar al sujeto o sepa algo de su paradero.

El identikit informa que el hombre tendría entre 20 y 30 años, mide entre 1.60 y 1.70 metros, es de tez blanca y cabello oscuro, y que tiene tatuajes en su cara y brazos.

Este viernes familiares de Agustina realizarán una marcha para exigir justicia a un mes de su brutal crimen en la Plaza de la Justicia en Río Negro.

La estudiante se había mudado hacia tan solo pocos meses a Cipoletti para estudiar medicina.

Dejá tu comentario