Economía | Alberto Fernández |

Fernández confirmó que habrá un bono para los trabajadores formales

Será por única vez y tiene como fin paliar los efectos de la escalada inflacionaria. Aún resta definir el monto. El Presidente puso fin así a la posibilidad de una suba de suma fija, como pedían dirigentes oficialistas

Desde París, el presidente Alberto Fernández anunció que el Gobierno lanzará un bono que se cobrará por única vez destinado a trabajadores formales como paliativo para combatir la inflación. Aún resta definir el monto y el corte que se hará de la población trabajadora.

Lo hizo en conferencia de prensa desde el segundo piso de la embajada argentina, ante un escritorio pequeño que solo sostenía una copa de agua. Relajado, y con algunos chistes, el Presidente evitó responder si será candidato en las elecciones de 2023, habló sobre la postulación de Cecilia Todesca a la titularidad del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y brindó detalles de la gira que inició en París y que continuará en Bali, Indonesia, donde participará del encuentro del Grupo de los 20 y tendrá una serie de bilaterales importantes.

De esta manera, Fernández dio por terminado el debate que surgió al interior del Frente de Todos, impulsado por el reclamo de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien exige una suma fija en lugar de una asistencia única. Un nuevo parteaguas en lo que supo ser la fórmula presidencial que se impuso en 2019.

Si bien evitó hablar de una posible reelección, aseguró que hará "todo lo que deba hacer" para que Juntos por el Cambio no triunfe en 2023.

A continuación, un fragmento de la conferencia:

— ¿Por qué el Gobierno optó por el bono para trabajadores y no por la suma fija?

— Básicamente porque en la Argentina las paritarias funcionan plenamente y hay que dejarlas funcionar. Han tenido en cuenta la realidad e interferir con una suma fija a los salarios más bajos genera muchos problemas en muchos lugares porque los salarios más bajos están en los municipios y en los pequeños comercios y el riesgo que se corre es generar un problema fiscal en los municipios y en muchos pequeños comercios que, no tengo ninguna duda, lo resolverían haciendo que sus empleados salgan de la formalidad y pasarlos a la informalidad. Nosotros tenemos que recuperar el salario de todos, incluyendo a los de más bajos ingresos, y confiamos en que el método de la paritaria es el adecuado. En la emergencia, llegando a fin de año, entendemos que hay salarios más postergados y a ellos vamos a tratar de ir en su auxilio con un bono.

— ¿De cuánto?

— Cuando lleguemos a Buenos Aires lo vemos.

— Se va a cumplir justo un año del acto del Día del Militante en el que usted planteó dirimir las candidaturas en una gran interna, todas las candidaturas, no solo la presidencial. Le quería consultar si sigue pensando lo mismo. Si mantiene esa idea. Si confía en sus posibilidades de ser reelecto. Y a la luz de los cuestionamientos, algunos surgidos desde La Cámpora, desde el kirchnerismo, si puede eventualmente declinar su candidatura o de qué depende si va a ser o no candidato.

— Muy simple, lo que yo dije el 17 de noviembre es lo que creo. La verdad es que creo que esa idea que tuvo Cristina de poner las Paso fue una gran idea para abrir los partidos políticos y que los partidos políticos no se conviertan en un lugar cerrado de los dirigentes. Yo valoro mucho, lo dije en aquel entonces cuando la ley salió y lo vengo defendiendo desde siempre. Después el resto son todas especulaciones; falta un año y no sabemos qué va a pasar. Yo tengo una preocupación y es que no vuelvan a ganar los mismos que pusieron a la Argentina de rodillas frente al mundo y hundieron a vastos sectores de la sociedad argentina en la pobreza y en la miseria y endeudaron a la Argentina durante generaciones. No quisiera que ellos vuelvan a gobernar la Argentina. Y para eso haré todo lo que deba hacer para que eso ocurra. Todo lo que deba hacer.

— Se hizo la presentación formal de Cecilia Todesca para la presidencia del BID. ¿Nos puede contar el objetivo, la intención?

— Nosotros fuimos muy críticos de la actitud de Estados Unidos cuando puso a Claver-Carone como presidente del BID. Rompió una tradición de muchos años, desde su creación, de que la presidencia del BID estaba en manos de países latinoamericanos. La ruptura de ese acuerdo siempre quise que viniera por una decisión del gobierno americano de dejar sin efecto esa propuesta y volver a llamar a elecciones para que Latinoamérica elija un candidato. Pero no ocurrió. El presidente que propuso los Estados Unidos se fue por otros motivos. El BID fue creado en el año 59, la Argentina es uno de los principales accionistas, junto con Brasil tiene el 11% de las acciones. Somos los segundos después de Estados Unidos, que tiene alrededor del 30% de las acciones. Desde el año 59 la Argentina jamás presidió el BID. Quise además que sea una mujer la que pueda llegar a presidir el BID. ¿Por qué Cecilia Todesca? Porque la conozco muchísimo, sé de sus cualidades personales, sé de su capacidad técnica, sé de su inmensa honestidad y sé que puede ser una maravillosa presidenta del BID que no solo la va a aprovechar Argentina sino que la va a aprovechar todo el continente.

Estamos conversando, porque también lo que queremos no es imponer un candidato, es tratar de lograr un consenso donde todos veamos en ese candidato al mejor candidato para la región. Nosotros creemos que en los tiempos que vive el mundo y en la historia que el BID tiene la Argentina ha propuesto una gran candidata para presidir la entidad. Que es mujer, algo que el mundo también reclama. Y que tiene una mirada regional absolutamente integradora, algo que América Latina y el Caribe necesitan.

Durante su estadía en París, el jefe de Estado expuso en el Foro por la Paz, mantuvo una bilateral con su par francés, Emmanuel Macron, y formó parte de la reunión entre negociadores oficialistas y opositores de Venezuela en la que se restableció el diálogo, quebrado desde 2021.

— Una de las reuniones que usted va a tener en los próximos días en Bali será con Kristalina Georgieva, titular del Fondo Monetario Internacional, donde se va a tratar el tema de los sobrecargos y una posible reducción de ellos. Hace un año que en el encuentro del G-20 de Roma hubo una promesa por parte del Fondo de que eso podía llegar a suceder y no se registraron avances. ¿Cree que en esta oportunidad puntualmente puede haber novedades sobre ello, y también si cree que el FMI va a crear como hizo en su momento para la pandemia un fondo de emergencia pero en este caso vinculado a la guerra de Ucrania y su impacto en el mundo?

— En la última charla que tuve con Kristalina Georgieva telefónicamente le hice notar cómo los efectos de la guerra estaban dañando a todo el mundo, no solamente a Europa, a Rusia y a Ucrania, sino que a la Argentina concretamente la guerra le costó 5.000 millones de dólares como consecuencia del costo de la energía, como consecuencia del costo de los fertilizantes, como consecuencia del costo de los alimentos. Le volví a plantear la necesidad de que de una vez por todas se revisen los sobrecargos que a nuestro juicio son mecanismos muy injustos que afectan a los países más castigados por las deudas y que en un caso como Argentina además es consecuencia de un endeudamiento absolutamente irresponsable que se tomó. Ayer (por el viernes) hablando con el presidente Emmanuel Macron le volví a plantear el tema de los sobrecargos. Le pedí que por favor Francia nos acompañe con el planteo. Y también le llamé la atención con un tema que por ahí no todos advierten que son los sobrecargos que también está pagando Ucrania. Entonces creo que este es un muy buen momento para que la cuestión sea revisada.

Dejá tu comentario