Farándula | Anya Taylor-Joy | Disney | Hollywood

Anya Taylor-Joy contó por qué no quiso trabajar para Disney

Parecería ser muy difícil resistirse ante los encantos de trabajar para la compañía de Walt Disney, sin embargo la actriz declinó una gran oferta que tenía sobre la mesa. ¿Cuál fue el motivo?

Anya Taylor-Joy se transformó en una de las figuras más talentosas de la industria en los últimos años. Su explosión artística la posiciona fuertemente como una de las estrellas del presente y futuro del mundo Hollywood, rompiendo esquemas a partir de destacados papeles que ha sabido desarrollar en este tiempo.

Considerada como la nueva promesa del cine, Anya saltó a la fama con su aparición en The Witch (2015), luego fue en ascenso con Barry (2016), Peaky Blinders (2019-2022) Emma (2020) y la rompió con su papel de Beth Harmon en Gambito de dama (2020). Por supuesto que esto no va a quedar ahí, y la actriz va por más.

image.png

Más allá de que sin lugar a dudas las ofertas de trabajo le llueven, lo concreto también es que la actriz debió rechazar varias propuestas que le llegaron. Una de esas nos remonta a 2015, cuando todavía no había explotado del todo y dejando pasar una oportunidad que pocos se atreverían a declinar: trabajar en Disney.

En aquel entonces, Taylor-Joy tenía dos propuestas delante, protagonizar el piloto de una serie para el canal Disney o ser la figura principal en el film The Witch, dirigido por Robert Egger. Para la artista la respuesta era muy clara y no dio vueltas para decidirse.

image.png

“Recuerdo que me propusieron The Witch, el mismo día en el que me pidieron estar en el piloto de una serie para el Disney Channel, y yo estaba tan excitada por el solo hecho de que me ofrecieran trabajo que comencé a correr por la casa como si estuviera fuera de mi”, confesó en diálogo con la revista Harper´s Bazar.

Luego agregó: “Pero yo realmente tenía un presentimiento tan bueno con respecto a The Witch, que por eso quise dejar pasar la posibilidad de una experiencia en Disney, porque aquello me resultaba mucho más desconocido, como si fuera algo que se me hacía sagrado”.

image.png

Ya sabemos que la elección de Anya terminó siendo The Witch, que con el diario del lunes entendemos que fue la mejor decisión que pudo tomar ya que con ese papel logró posicionarse como un nombre propio dentro de la industria. Fue el despegue para la ascendente carrera que edificó desde entonces.

The Witch me significó un importante pilar con respecto al modo en el que trabajo aún hoy y que esencialmente tiene que ver con que no hay una jerarquía en el set. Vos trabajás duro, estás siempre al tanto de las tomas, y no asumís que alguien tenga que hacer algo por vos. Tu título no te condiciona a solo ser un actor, sino que también sos parte creativa de la película, y ese es el modo en el que debés acercarte a ella”, explicó sobre aquel proyecto. Una sabia decisión para su trayectoria.

Dejá tu comentario