Economía | Argentina | construcción | Consumo

El Producto Bruto Interno cayó 2,2 % en 2019

El PBI estuvo afectado por el retroceso de la industria manufacturera, el comercio y la intermediación financiera.

El Producto Bruto Interno (PBI) cayó 2,2 por ciento durante 2019, afectado por el retroceso de la industria manufacturera, el comercio y la intermediación financiera, entre otros sectores, informó hoy el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).

Este descenso se produjo luego de que el último trimestre del año mostrara una caída del 1 por ciento en relación al tercer trimestre, y del 1,1 por ciento en relación a octubre-diciembre del 2018.

En lo que hace al año pasado y en su comparación con el 2018, cuando el PIB también había descendido 2,5 por ciento, el Indec dio cuenta una merma del 6,3 por ciento en la producción industrial, del 2,8 por ciento en la distribución de agua, electricidad y gas, del 5,5 por ciento en la Construcción, del 7,8 por ciento en el comercio Mayoristas y Minorista, y del 10,3 por ciento en la pesca.

A esto se le agregaron mermas del 0,7 por ciento en Transporte y Comunicaciones, del 11,5 por ciento en Intermediación Financiera, del 0,6 por ciento en Actividades Inmobiliarias, y del 4,2 por ciento en la percepción de Impuestos Netos.

INDEC Argentina on Twitter

La baja no fue mayor debido al crecimiento del 21,5 por ciento del sector de agricultura y ganadería fuertemente influenciado por la recuperación de la cosecha de la soja, que en el 2018 fue afectada por una fuerte sequía.

También aumentó 1,2 por ciento la exploración de minas y canteras, debido a la reactivación del yacimiento hidrocarburífero de Vaca Muerta en Neuquén, del 0,9 por ciento en enseñanza, y del 0,3 por ciento en servicios sociales y de salud.

En tanto, la formación bruta de capital fijo cayó 15,9 por ciento acumulada en el 2019, con una merma del 7,3 por ciento en el sector de Construcciones, del 18,3 por ciento en la adquisición de maquinaria y equipo de origen nacional, y del 21,7 por ciento en el importado.

También retrocedió 32 por ciento la adquisición de materia para transporte nacional y 49,1 por ciento en el caso del importado.

A valores corrientes, el PBI ascendió a fines del año pasado a 21 billones, 650.351 millones de pesos, un 30 por ciento más que en el 2018, pero con una inflación del 53,8 por ciento.

A lo largo del año pasado, el PBI mostró una caída interanual del 5,8 por ciento en el primer trimestre, mientras que en el segundo no registró variaciones en el segundo, debido al empuje que le brindó la cosecha de soja y el sector petrolero, que compensó las mermas en el consumo, la industria y la construcción.

En el tercer trimestre, el PBI volvió a retroceder 1,1 por ciento y en el cuatro trimestre el 1,1 por ciento para acumular una merma del 2,2 por ciento.

Con estos antecedentes, el viernes, el ministro de Economía, Martín Guzmán anticipó que este año la economía podría caer entre 1,5 y 2 por ciento, para subir entre un 2 y 3 por ciento en el 2021.

En una teleconferencia con inversores, Guzmán explicó que este cálculo fue hecho antes de que se desatara la pandemia del coronavirus.

Desde el ámbito privado la consultora Invecq estimó que la economía argentina sufrirá en 2020 una caída de por lo menos el 3,5 por ciento, a raíz del impacto provocado por la pandemia, con baja en la recaudación tributaria en términos reales, al tiempo que la necesidad de ampliar el gasto por la crisis derivará en una mayor emisión monetaria.

Por su parte, la consultora Ecolatina estimó que la caída del PBI de Argentina llegará este año al 2 por ciento por efecto negativo que tendrá el Coronavirus en la economía. De esta manera, acentuó la caída estimada originalmente del Producto bruto Interno, que era del 1,5 por ciento, destacó el informe suministrado por la casa de estudios económicos.

Dejá tu comentario