Sociedad | Barracas | Rodolfo Ariza Clérici |

Clausuran un cuartel de bomberos ilegal en Barracas: cuatro detenidos

Los imputados firmaron ante la Justicia un acuerdo de avenimiento por el cual se los condenó a un año y medio de prisión en suspenso.

Un cuartel de bomberos voluntarios que funcionaba de manera ilegal en el barrio porteño de Barracas fue clausurado y cuatro personas resultaron detenidas.

Según informaron fuentes judiciales a NA, el cuartel funcionaba en la Avenida Suárez al 2.500 en Barracas, y fue inspeccionado por orden de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas 35, a cargo de la fiscal Celsa Ramírez.

Tras la clausura del lugar, la detención de cuatro personas que no tenían autorización para actuar en ese marco y el secuestro de equipos de comunicación, la fiscal solicitó realizar la audiencia en la que los detenidos firmaron este martes un acuerdo de avenimiento por el cual se los condenó a un año y medio de prisión en suspenso, el cual fue homologado por el Juzgado Penala, Contravencional y de Faltas 1, a cargo del juez Rodolfo Ariza Clérici.

La causa se inició por una denuncia de la Dirección General de Defensa Civil por la existencia de un cuartel de bomberos clandestino que funcionaba sin ningún tipo de autorización.

Por tal motivo, la fiscal Ramírez ordenó tareas de investigación al lugar y la realización de una inspección integral, que se llevó a cabo el pasado viernes.

Procedimiento

El procedimiento fue realizado por personal de Bomberos de la Ciudad, Policía de la Ciudad, Subsecretaría de Emergencias del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño, Unidad Operativa de Fiscalización Integral, Dirección General de Fiscalización y Control, Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM), Edesur S.A., AySA, Guardia de Auxilio y Defensa Civil.

Como resultado, según las fuentes, se logró establecer la veracidad de la denuncia y la existencia de varias irregularidades, entre las que se pudo verificar que existían conexiones clandestinas de electricidad y agua, cableados aéreos antirreglamentarios, cables expuestos, falta de limitación, existencia de materiales combustibles, precariedad en las condiciones generales del cuartel y la falta de autorización para funcionar como tal.

Ante esta situación, la fiscal Ramírez dispuso la clausura y el tapiado del lugar, el secuestro de todos los elementos relacionados con la causa y la detención de las cuatro personas, a quienes imputó por los delitos de usurpación de título y honores, usurpación del predio, falta de habilitación y, al jefe, además por desobediencia. .

Dejá tu comentario