Policiales | Caseros | atacante | rehén

La toma de rehén en Caseros terminó con dos muertos y varios heridos

El agresor tenía armas de alto calibre. Reclamaba la presencia de su esposa, a la que atacó anoche y logró escapar.

La toma de rehén ocurrida en la localidad bonaerense de Caseros terminó hoy con el agresor y el amigo al que privó de la libertad muertos, mientras que al menos tres policías resultaron heridos.

El incidente terminó alrededor de las 9:30 cuando los policías irrumpieron en el domicilio situado en la calle Tres de Febrero al 3.900 y se produjo un intenso tiroteo, en el que Alejandro Maldonado, el hombre de 47 años que protagonizó el incidente, terminó muerto.

Toma de rehenes en Caseros

Por otro lado, también se constató que falleció el amigo que Maldonado mantenía como rehén, de 42 años.

Además, trascendió que un hijo del protagonista del hecho también resultó lesionado.

Antes del cruento desenlace, Maldonado, que se encontraba fuertemente armado, provisto de chaleco antibalas, varias armas y cientos de proyectiles, había realizado al menos 300 disparos contra los policías durante las casi diez horas que duró el incidente.

La cena en la que se inició el episodio

La situación comenzó anoche, pasadas las 23.30, en una vivienda tipo PH situada en la calle Tres de Febrero al 3900, de Caseros, partido de Tres de Febrero.

Según indicaron las fuentes, todo comenzó cuando el dueño de casa, identificado por los voceros como Alejandro Maldonado (42) cenaba con su esposa; un amigo, llamado Alfredo Cáceres (47), la mujer y el hijo de éstos.

De acuerdo con los datos preliminares, se inició una discusión, en medio de la cual Maldonado habría intentado ahorcar a su esposa, por lo que los invitados salieron de la casa.

En medio de la situación crítica, Cáceres reingresó a la vivienda, mientras que la mujer de Maldonado logró irse y, desde ese momento, el dueño de casa permanece atrincherado y armado con el amigo de rehén en el lugar.

Tras la denuncia realzada tanto por los allegados como por los vecinos que comenzaron a escuchar disparos, la policía rodeó la casa y fue convocado el Grupo Halcón.

"Estamos acá, en la puerta, desde la madrugada. La situación es una persona con alteraciones mentales bastante importantes, totalmente atrincherada y en su delirio decía que se ha preparado para la tercera guerra mundial. Los que lo conocen dicen que tiene máscara antigás, chaleco antibalas. Desde la madrugada hasta ahora lleva por lo menos efectuados 300 disparos, todos dirigidos al personal policial. Estamos esperando que al fiscal, que en un rato llega para ingresar", dijo Berni.

El funcionario aseguró que hay hay un "plan de ingreso" que es "complicado" debido a que la propiedad es un PH con un ingreso por solo pasillo, lo que lo convierte en "un búnker perfecto".

"Inclusive tenemos la hipótesis de que adentro, la persona que está de acompañante, no creemos que esté en muy buen estado, pero estamos abocados al planeamiento de la ejecución del ingreso", agregó.

Sobre esa presunción, Berni explicó que se funda en que se arrojó hacia la propiedad un gas que produce tos y que solo se escuchó la voz de una persona.

El ministro agregó que durante lo que va de la toma de rehenes, una psicóloga "pudo tomar contacto con él y determinó que su proceso es totalmente agudo, que no pide nada, no exige nada, y que está totalmente alterado y atrincherado".

Debido a la situación, la policía rodeó toda la zona, incluso una plaza situada frente al PH y evacuó los domicilios linderos.

La causa se encuentra a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción 7 de San Marín, María Noemí Carreira.

Dejá tu comentario