Coronavirus | Estados Unidos | Crisis

Coronavirus: góndolas vacías, promesas de desempleo y aerolíneas al borde de la bancarrota

En la potencia del norte, el coronavirus impactó más de lo que aquí se conoce. El testimonio de un piloto de una empresa estadounidense da cuenta del riesgo de quiebra para las empresas aéreas, las amenazas de despidos y el desastre social en general.

Rodrigo Brizuela vive en Chicago y trabaja como piloto en una aerolínea norteamericana que realiza vuelos chárter, de pasajeros y de carga. Su testimonio muestra que la crisis generada por el coronavirus impactó en aquel país mucho más profundo que lo que cuentan las crónicas que llegan a estas tierras. En la empresa en la que trabaja –que ya redujo su actividad un 50%- ya le avisaron que se evalúan las licencias sin goce de sueldo. Además, ordenaron a sus empleados no moverse de los hoteles cuando están en posta y reforzaron la limpieza y desinfección de las aeronaves.

“Previo al coronavirus, la industria aeronáutica estaba posiblemente en el mejor momento de su historia. Ahora hay una recesión y todas las aerolíneas de pasajeros están en una crisis operacional por falta de demanda generada por el coronavirus y el miedo a volar”, señaló el piloto a MARCA INFORMATIVA. Ejemplificó detallando que en la empresa Delta, que redujo sus vuelos un 70%, estiman que saldrán de servicio unos 600 aviones. El CEO de la empresa resignó la totalidad de su sueldo mientras dure la crisis y el resto de la gerencia lo redujo a la mitad.

Las grandes aerolíneas estadounidenses “están en riesgo de bancarrota”, por lo que pidieron al gobierno de Trump una ayuda de nada menos que 50 billones de dólares para un salvataje: “Los aeropuertos están vacíos, los vuelos están vacíos, hay pocos vuelos, los precios de los vuelos domésticos bajaron un 90%”.

UN GOLPE PROFUNDO

Según Brizuela, la crisis generada por la pandemia hizo que Estados Unidos pasara en dos semanas “de no tener preocupación alguna a estar en estado de emergencia”. Hasta ahora, en 39 de los 50 estados se implementó un plan para cerrar escuelas y universidades y en 24 estados se cerraron restaurantes y bares y se cancelaron eventos públicos mientras piden cumplir cuarentena a todos los ciudadanos.

Las empresas envían a los trabajadores que pueden a hacer sus labores desde casa y muchos locales cerraron. “En dos días hubo un registro 41 mil casos de desempleo solamente en el estado de Illinois”, graficó Brizuela.

“La administración de Trump advirtió que se estima que el desempleo puede llegar a un 20% en Estados Unidos si la situación sigue empeorando”, adelantó el piloto, que vivió muchos años en nuestro país. El gobierno apunta que la crisis podría tener un costo de un trillón de dólares para el Estado.

GÓNDOLAS VACÍAS Y LÍMITES DE COMPRA

Según el relato de este piloto, los supermercados presentan góndolas vacías, desabastecimiento de varios productos –papel higiénico, productos de limpieza, alimentos, etc.- y límites a la cantidad de unidades que se pueden comprar por persona. En supermercados y farmacias también es un bien escaso el alcohol en gel y las toallas desinfectantes, así como los medicamentos para la gripe y el resfrío.

image.png
Los productos como el alcohol en gel tienen un límite de compra por persona.

Los productos como el alcohol en gel tienen un límite de compra por persona.

SIN DINERO, A LA DERIVA

El sistema de salud norteamericano se resquebraja ante la llegada del coronavirus. Si bien en todos los estados están disponibles los test de la enfermedad, la demanda supera la capacidad y muchas personas están siendo rechazadas. El test es gratis solo si lo realiza un laboratorio de salud pública o los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). De lo contrario, tiene un alto costo. Gran parte de la población, no accede al test gratuito.

Brizuela apuntó que algunas coberturas médicas ofrecen hasta fin de mes hacer el testeo de forma gratuita en clínicas privadas, pero no cubren visitas médicas, internaciones o cualquier tipo de tratamiento. “Nada es gratis en Estados Unidos”, sentenció Brizuela.

La previsión es que el sistema sanitario del país termine por saturarse. Por eso, se están reabriendo viejos hospitales y se están reacondicionando como centros de emergencia. “Se estima que el sistema de salud acá en Estados Unidos no va a poder soportar el virus y la cantidad de personas afectadas por falta de centros de emergencia”, concluyó el piloto.

Dejá tu comentario