Policiales | Lavallol |

Un muerto y seis heridos por una discusión que terminó a los tiros durante un corso en Llavallol

Un vendedor de hamburguesas fue asesinado de un balazo y otras seis personas quedaron heridas al ser atacados por al menos un hombre armado durante una discusión que se inició en medio de un corso barrial en la localidad bonaerense de Llavallol, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

El episodio ocurrió ayer, cerca de las 5.30 en el cruce de las calles Doyhenard y 1ª de Marzo, de la mencionada localidad del sudoeste del partido bonaerense de Lomas de Zamora.

La policía llegó al lugar tras un llamado al 911 que alertaba sobre disparos en medio del festejo barrial.

Según los voceros, todo se inició aparentemente cuando un grupo de personas consumía estupefacientes y otros participantes del corso les recriminaron esa conducta ya que había niños presentes.

En ese marco, se inició una discusión que luego desencadenó en una balacera, cuando una persona extrajo un arma y comenzó a disparar.

Siempre según los voceros, cuando los policías arribaron al corso encontraron a un hombre identificado como Ariel Walter Gómez (38) asesinado de un disparo en el abdomen y a otras seis personas con heridas de arma de fuego, que fueron trasladadas al Hospital Municipal de Llavallol.

Gómez, según fuentes del caso, estaba vendiendo hamburguesas en el corso minutos antes del homicidio.

La hermana de la víctima, Yanina, dijo en diálogo con TN que había "mucha gente y muchos chicos jugando" cuando todo comenzó.

"Y de repente, empezaron los tiros. Yo pensé que había sido solo la pierna donde le habían dado a mi hermano", agregó.

Instantes después de llegar al lugar, los efectivos vieron que dos hombres sospechosos intentaban huir de lugar, por lo que fueron detenidos.

Los voceros identificaron luego a los apresados como Julián Nahuel Aranda (21), quien los investigadores sospechan que fue el autor de los disparos, y Axel Sandro Pacheco (23).

En su poder, los efectivos secuestraron una pistola Bersa con la numeración suprimida, ocho municiones en el cargador (una en recámara) y 53 municiones intactas del mismo calibre en una caja que se hallaba dentro de una bandolera negra que los hombres tiraron al suelo en su huida.

Los dos aprehendidos quedaron imputados por los delitos de "homicidio simple y tentativa de homicidio" y la pesquisa quedó a cargo del fiscal de la la Unidad Funcional de Instrucción 1 de Lomas de Zamora, Javier Gramajo.

Temas

Dejá tu comentario