Policiales | Mujer | femicidio | Rosario

Hallan el cadáver de una mujer en una casa del Gran Rosario y detienen a su expareja

Gregorio Brítez, de 52 años, quedó detenido por el femicidio. Había sido denunciado por la víctima por violencia de género y pesaba sobre él una restricción de acercamiento.

El cadáver de una mujer de 43 años que era buscado desde abril pasado fue hallado enterrado en el patio de su casa en el Gran Rosario, y como sospechoso del femicidio fue detenido su esposo en la provincia de Misiones cuando estaba a punto de cruzar la frontera con Paraguay, informaron fuentes policiales y judiciales.

La víctima fue identificada como Nora Laura Escobar (43), quien estaba siendo buscada desde el pasado 22 de abril pasado, cuando sus familiares radicaron la denuncia debido a que no respondía los llamados, y por el caso ya se hallaba detenido otro hombre, quien se cree que había colaborado en la fuga del sospechoso.

El cadáver fue hallado anoche enterrado en el patio de su casa ubicada sobre la calle Liniers al 1700 de la localidad de Granadero Baigorria, al norte de Rosario.

La fiscal que investiga el caso, Marisol Fabbro, ordenó la detención de la expareja de la víctima, quien finalmente fue hallado esta tarde por personal de Gendarmería Nacional en la provincia de Misiones, cuando intentaba cruzar la frontera a Paraguay, informó el Ministerio Público de la Acusación (MPA) santafesino.

Gregorio Brítez, de 52 años, había sido denunciado por la víctima por violencia de género y pesaba sobre él una restricción de acercamiento, agregaron los voceros.

El cadáver de Nora Laura Escobar fue hallado en la casa donde vivía con su pareja, en calle Liniers al 1700 de Granadero Baigorria.

Los voceros dijeron que la víctima tenía un pedido de averiguación de paradero desde el pasado 22 de abril, cuando sus familiares radicaron la denuncia debido a que no respondía los llamados.

Con los datos aportados por familiares, amigos y vecinos, la fiscal Fabbro ordenó un procedimiento en el domicilio fijado por la mujer, donde los perros rastreadores señalaron un patio de cemento en el interior de la casa.

Los pesquisas ordenaron entonces una excavación y allí finalmente hallaron el cuerpo de la mujer.

“La casa es una vivienda alquilada por Brítez, con quien Nora se había casado en abril de 2019”, aseguró hoy durante una conferencia de prensa la fiscal Fabbro.

La representante del MPA sospecha que el marido de la mujer, según testimonios de vecinos, logró escapar cuando advirtió la presencia policial, por lo que libró una “orden de captura en su contra” que derivó en detención en Misiones.

Al respecto, anoche fue detenido en el marco de la causa otro hombre, identificado con las iniciales de A.L, acusado por el delito de "encubrimiento agravado", ya que pudo haber colaborado con el sospechoso para fugarse.

Según la fiscal, ese hombre es amigo de "toda la vida" del presunto femicida y "es investigado por facilitarle la fuga", ya que en principio no sería partícipe del homicidio.

La funcionaria judicial indicó que el cuerpo de Escobar "presentaba, a simple vista, heridas de arma blanca" y consideró que la autopsia será clave para determinar la causa de la muerte y establecer la data del hecho.

En ese contexto, explicó que "la autopsia se realizará bajo el protocolo de femicidio" en el Instituto Médico Legal de la Unidad Regional II de la Policía de Rosario.

Asimismo, confirmó que la víctima había radicado al menos una denuncia en la comisaría de la zona por violencia de género, "en marzo del año pasado, por lo que había una restricción de acercamiento vigente" hacia Brítez.

Fabbro contó que cuando la policía de esa jurisdicción hizo una primera visita al domicilio en busca de la mujer y entrevistó a Brítez, éste los atendió y les comunicó que “desde octubre del año pasado él y su esposa estaban distanciados”.

Por su parte, en marco de la investigación, la hija de la mujer, identificada con el nombre de Karen, denunció en sede fiscal que se enteró por sus empleadores que su madre desde el 22 de abril no iba a trabajar a la casa donde se desempeñaba como empleada doméstica.

Como Nora era atleta, ya que corría maratones, la hija también se comunicó con su entrenador, quien le dijo que estaba inscripta para participar de una carrera el domingo 24 de abril pasado, aunque no se presentó.

Karen también fue a la casa de Brítez, quien le dijo que hacía tres meses que su mamá se había ido de la casa y que no sabía dónde estaba.

Línea 144: atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género. Por WhatsApp: +5491127716463.

Dejá tu comentario