Sociedad | Observatorio Nacional de Crímenes de Odio LGBT | Argentina | Buenos Aires

Doce mujeres trans y cuatro hombres gays fueron asesinados por odio en 2019 en Argentina

Así lo indicó el informe anual realizado por el Observatorio Nacional de Crímenes de Odio LGBT. El año pasado ocurrieron en Argentina 177 crímenes de odio, incluyendo muertes por abandono del Estado y lesiones al derecho a la integridad física.

Doce mujeres trans y cuatro varones gays cis fueron asesinados en Argentina por su identidad de género durante 2019, período en el que además otras 62 mujeres trans murieron por abandono o ausencia del Estado, según el informe anual realizado por el Observatorio Nacional de Crímenes de Odio LGBT, que se presentó hoy.

El relevamiento, difundido como parte de las actividades por el Día de la Promoción de los Derechos de las Personas Trans, indicó que el año pasado ocurrieron en Argentina 177 crímenes de odio, en donde la orientación sexual, la identidad y/o la expresión de género de todas las víctimas fueron utilizadas como pretexto discriminatorio para la vulneración de derechos y la violencia.

El observatorio aclaró que "estos datos no son exactos ya que incluyen sólo aquellos casos que han sido relevados por los medios de comunicación o han ingresado como denuncias en la Defensoría LGBT, ante las organizaciones de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT) o documentados por el Centro de Documentación y Situación de las Mujeres Trans en Latinoamérica y el Caribe (CeDoSTALC)".

image.png

En ese sentido, el informe subrayó que encontrar los registros de las personas LGBT víctimas de crímenes de odio tiene sus dificultades particulares, ya que por ejemplo no a todas las personas trans que son asesinadas se las registra como trans y se les respeta su identidad de género, y no todos los crímenes de odio de lesbianas, gay y bisexuales se visibilizan como tales, sino que, por el contrario, en muchos casos se oculta la orientación sexual de las personas y su pertenencia a esta comunidad.

De todos los crímenes de odio registrados, 78 corresponden a asesinatos y muertes por ausencia y/o abandono estatal y los otros 99 a lesiones al derecho a la integridad física, es decir violencia física que no terminó en muerte.

Del total de las personas LGBT víctimas de crímenes de odio registrados en 2019, el 64 por ciento de los casos corresponden a mujeres trans (travestis, transexuales y transgéneros), en segundo lugar con el 24 por ciento se encuentran los varones gays cis, en tercer lugar con el 8 por ciento le siguen las lesbianas y por último con el 4 por ciento los varones trans.

image.png

En relación a la modalidad empleada para ejecutar los crímenes de odio que constituyen lesiones tanto al derecho a la vida, como a la integridad física, el porcentaje mayor corresponde a golpes, con un porcentaje del 47 por ciento; le siguen con el 36 por ciento las consecuencias materiales de la ausencia y/o el abandono estatal, que generalmente están ligadas a la salud; luego con el 4 por ciento las puñaladas; posteriormente con el 3 por ciento cada uno los abusos sexuales y los balazos.

"Los crímenes de odio se caracterizan por ser cometidos con una descomunal rabia, con métodos de tortura, y en los casos de asesinato arrancarles la vida a las víctimas no basta, sino que además, sus cuerpos quedan destrozados", precisó el informe.

En cuanto a quienes son los autores, se identificó que el 47 por ciento son cometidos por personas privadas; y el 47 por ciento son llevados a cabo por el Estado y, dentro de este porcentaje, el 12 por ciento es perpetrado específicamente por personal de las fuerzas de seguridad en ejercicio de su función estatal, configurando todos ellos en su conjunto, casos de violencia institucional.

Los crímenes de odio se caracterizan por ser cometidos con una descomunal rabia, con métodos de tortura, y en los casos de asesinato arrancarles la vida a las víctimas no basta, sino que además, sus cuerpos quedan destrozados Los crímenes de odio se caracterizan por ser cometidos con una descomunal rabia, con métodos de tortura, y en los casos de asesinato arrancarles la vida a las víctimas no basta, sino que además, sus cuerpos quedan destrozados

Respecto del vínculo de las víctimas de los crímenes de odio con los agresores particulares, el 59 por ciento corresponde a personas desconocidas; en segundo lugar, en un 14 por ciento los agresores son vecinos o personas conocidas por las víctimas; en el 10 por ciento el agresor es un familiar; el 7 por ciento está constituido por vínculos de pareja, noviazgo, ex pareja o ex novio/a; el 6 por ciento son los clientes del trabajo sexual; y en el 4 por ciento restante son los padres o madres de las víctimas.

En relación a las edades de las víctimas, la franja etaria más afectada es la de personas de entre 20 a 29 años con el 35,29 por ciento de los casos; en segundo, lugar con el 30,39 por ciento de los casos las víctimas corresponden a la franja etaria de 30 a 39 años.

En cuanto a la distribución geográfica de los crímenes de odio producidos en Argentina, el 27 por ciento ocurrieron en la provincia de Buenos Aires; le sigue en segundo lugar con el 24 por ciento la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; luego con el 12 por ciento la provincia de Salta.

image.png

Los 177 crímenes de odio registrados en 2019 implican un aumento significativo en relación a los casos relevados en el año 2018 (147), y en el año 2017 (103).

El Observatorio Nacional de Crímenes de Odio LGBT fue creado por la Defensoría LGBT dependiente del Instituto contra la Discriminación de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, en articulación con la Federación Argentina LGBT y la Defensoría del Pueblo de la Nación, en mayo de 2016.

Dejá tu comentario