Policiales | repartidores | Ituzaingó | Ladrón

Ituzaingó: repartidores de delivery atraparon y golpearon a un ladrón que había robado una moto

El hecho ocurrió el domingo por la tarde, cuando los repartidores, al enterarse que uno de sus compañeros había sido robado, interceptaron al ladrón, le dieron varios golpes de puño y lo ataron de ambas manos.

Unos 15 repartidores de una aplicación de delivery se unieron para atrapar a un ladrón y recuperar la moto que este le había robado a uno de los trabajadores en el distrito bonaerense de Ituzaingó.

Para lograrlo, cuando encontraron al delincuente, lo golpearon, maniataron y le ordenaron que vaya hasta el domicilio en el que había dejado la motocicleta.

image.png

De esta manera, el empleado logró recuperar su vehículo que, además, era su fuente de trabajo para hacer repartos en Pedidos Ya.

El hecho ocurrió el domingo por la tarde, cuando los repartidores, al enterarse que uno de sus compañeros había sido robado, interceptaron al ladrón, identificado como F.L, en las calles Juan B. Kiernan y San Juan, en la localidad de Villa Tesei, del partido de Hurlingham, donde le dieron varios golpes de puño y lo ataron de ambas manos.

Los trabajadores le pidieron que devolviera la moto que había robado de la comisaría 3ra de Ituzaingó - Las Cabañas. Así fue que lo llevaron en la parte trasera de una motocicleta y el delincuente los guio hasta el domicilio en el que tenía el rodado.

El momento fue grabado por los repartidores y se viralizó en las redes sociales. "Miren chicos, atrapamos a la rata que le robó la moto a un compañero", dijo uno de los integrantes del grupo y agregó: "Le rompí bien la boca".

Finalmente, llegaron a una casa en la calle Cura Navarro, donde se encontraba la moto y uno de los repartidores le estampó al ladrón la cara contra la reja de una ventana, mientras le daban golpes en la nuca y recibía insultos.

El delincuente presentaba claros signos de haber sido golpeado y le pedía al dueño de la casa que le diera la moto. "¡Dame la moto que es mía! ¿Querés que te muestre la cédula también?", expresó el verdadero propietario del rodado.

Luego, lograron acceder a la vivienda y se dieron cuenta de que quien vivía allí sería el cómplice del delincuente. "¿Le sacaron las ruedas, que no entregan la moto?", preguntó uno de los repartidores.

El propietario de la vivienda fue entrevistado por el personal del Comando de Prevención Hurlingham (CPH) y le indicó que unos 15 repartidores de Pedidos Ya fueron a su casa para pedirle el vehículo.

A su vez, familiares del ladrón golpeado fueron a la Comisaría 4a de Hurlingham para denunciar la golpiza a la que fue sometido.

Interviene en la causa la UFIJ N° 3 del Departamento Judicial de Morón, a cargo de la fiscal Valeria Courtade, quien comenzó una investigación con carátula "averiguación de ilícito".

Dejá tu comentario