Policiales | Rosario | personas | Rosario Central

Balacera narco en Rosario deja otras tres personas asesinadas

Una de las personas asesinadas es un niño de 13 años que juagaba en las inferiores de Rosario Central, identificado como Lucas Vega.

Tres personas fueron asesinadas, una de ellas menor de edad y jugador de las divisiones inferiores de Rosario Central, y una tercera permanecía en grave estado en las últimas horas en Rosario a raíz de tres balaceras ocurridas en solo dos horas de diferencia y vinculadas presuntamente a un accionar narco.

En el primero de los casos, ocurrido el lunes alrededor de las 22, una mujer de 33 años recibió varios disparos en la calle Ayacucho al 4100, en barrio Tablada.

La víctima fue identificada como Melina G., quien iba acompañada por su hijo, Jeremías, quien resultó herido con diez impactos de arma de fuego en el tórax y la cabeza.

El chico, de 16 años, fue trasladado por una ambulancia del Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias (SIES) al Hospital de Emergencia Clemente Álvarez (HECA), donde fue operado y se encontraba en grave estado.

Posteriormente, en otra balacera fue asesinado un adolescente de 13 años, identificado como Lucas Vega, jugador de las divisiones inferiores del "Canalla".

"Desde el club Atlético Rosario Central lamentamos profundamente el fallecimiento de Lucas Vega, a sus 13 años, quien fuera jugador de nuestra institución en las divisiones infantiles. Enviamos nuestro pésame a la familia en este difícil momento, nos sumamos al pedido de justicia y exigimos el esclarecimiento de la muerte de Lucas", escribió Central en sus redes sociales.

En tanto, a raíz de la misma balacera, otros tres chicos de 15 años resultaron heridos.

El hecho se produjo entre las calles Génova y González del Solar, del barrio Fisherton.

A las dos horas, aproximadamente a la 0.30 ya del martes, fue asesinado a balazos Gastón Frutos, de 32 años, en inmediaciones de avenida Francia y Lácar, a pocos metros del Centro Municipal de Distrito Sudoeste.

Frutos fue trasladado al HECA, donde entró con estado crítico por múltiples impactos, uno de ellos en la cabeza, y falleció a la hora.

En el lugar donde fue baleado, los investigadores policiales encontraron cinco vainas servidas calibre .380.

En lo que va del año, en Rosario se registraron 437 ataques a balazos por distintos motivos -ajustes de cuenta, aprietes y otros- vinculados al narcotráfico, y ya son 164 las personas asesinadas.

De esta manera, en esa ciudad santafesina, se registró hasta el momento un homicidio cada 31 horas.

Dejá tu comentario