Policiales | Santa Rosa de Calamuchita | Río Tercero |

Tres policías de Santa Rosa de Calamuchita, condenados por vejaciones a dos menores

Las penas van de 3 a 4 años de prisión por el hecho registrado en noviembre de 2019.

La Justicia de Río Tercero condenó a tres policías con penas de cumplimiento efectivo por vejaciones contra dos menores, ocurridas el 3 de noviembre de 2019 en Santa Rosa de Calamuchita.

En esa oportunidad, la madre de una de las víctimas denunció que a su hijo lo habían esposado, trasladado al río, donde le sumergieron la cabeza y le gatillaron con las pistolas. El caso llegó a juicio con la participación de jurado popular.

Jaquelín del Valle Chanquía (32), Miguel Eduardo Chavero (31) y Gustavo Ariel Pereyra López (48) son los funcionarios condenados.

Las penas

Jaquelín del Valle Chanquía recibió una pena de 4 años de prisión y 8 años de inhabilitación especial por los delitos de lesiones leves calificadas y coautora de privación ilegítima de la libertad agravada por la utilización de violencias en contra de un menor de 18 años por parte de un funcionario policial y vejaciones agravadas; éstas, en concurso ideal con lesiones leves calificadas.

A Miguel Eduardo Chavero lo condenaron con 3 años y 7 meses de prisión y 7 años y 2 meses de inhabilitación especial por amenazas y coautor de privación ilegítima de la libertad agravada, en concurso ideal con lesiones leves calificadas.

En tanto, Gustavo Ariel Pereyra López recibió la pena de 3 años y 7 meses de prisión y 7 años y 2 meses de inhabilitación especial como autor de amenazas y coautor de privación ilegítima de la libertad agravada por la utilización de violencias en contra de un menor de 18 años por parte de un funcionario policial y vejaciones agravadas (por las mismas causales); éstas, en concurso ideal con lesiones leves calificadas (por ser cometidas por personal policial en abuso de su cargo).

Según se demostró durante el juicio, tras la instrucción de la fiscal Paula Bruera, los policías condenados interceptaron a los menores -que por entonces tenían 15 años- y los trasladaron en un móvil policial al balneario de Santa Rosa, sometiéndolos a vejaciones.

En el momento de ese episodio, ocurrido en los primeros días de noviembre, los uniformados fueron detenidos e imputados, recordaron fuentes judiciales.

Juicio por jurado popular

El juicio se desarrolló en la Cámara en lo Criminal y Correccional de Río Tercero con la participación de un jurado popular, integrado por ciudadanos comunes que tuvieron que definir sobre la culpabilidad o inocencia de los imputados.

El tribunal de jueces técnicos estuvo presidido por Guarania Barbero,y la acompañaron los vocales técnicos José Argüello y Alberto Larghi.

Los policías juzgados estuvieron defendidos por los abogados Marcelo Sayavedra, Carlos Pajtman, Franco Garbarino.

Mientras que el asesor letrado Daniel Apóstolo Barbieri participó como querellante particular y Alfredo Brouwer de Koning se desempeñó como representante complementario de una de las víctimas, señaló un comunicado del Ministerio Público Fiscal.

Dejá tu comentario