Sociedad | Temperley | Guillermo Robles | Almirante Brown

Interrumpieron una misa que incumplía los protocolos en Temperley

"No dudo de la buena intención de los policías porque fueron muy corteses con nosotros", dijo Guillermo Robles, el sacerdote que estaba a cargo de la celebración.

El padre Guillermo Robles, quien sufrió la interrupción durante la celebración de una Primera Comunión en la localidad bonaerense de Temperley por parte de la policía señaló que no duda "de la buena intención" de los efectivos a la vez que dijo que "fueron muy corteses" y contó que "se pudo completar la celebración".

"No dudo de la buena intención de los policías porque fueron muy corteses con nosotros, no me puedo quejar de nada. De hecho, se pudo completar la celebración", indicó en diálogo con Radio Rivadavia.

El episodios e registró el pasado sábado cuando el Padre Robles realizaba la celebración de una Primera Comunión de una Parroquia de Temperley, en el predio de los Scouts en Adrogué, partido bonaerense de Almirante Brown.

En algunos videos que se difundieron por las redes sociales se puede ver como, en plena ceremonia, oficiales de la policía se acercan al sacerdote -conocido como el Padre Tito- y subieron al altar para interrumpir el evento.

Robles manifestó: "A veces me parece que ni ellos tienen claro y no hablo de la policía sino de los que gobiernan porque el DNU lo baje de internet, no es que inventé la normativa. El predio es privado, es de la Parroquia, no es un lugar público".

Por otra parte, expresó: "No sé si había 120 personas, pero traté de explicar que había capacidad para eso. Empecé la misa y no estoy contando cuánta gente hay".

Temperley: la policía interrumpió una misa de celebración de comunión al aire libre

"Los chicos ni siquiera eran de mi Parroquia, son de un colegio que voy a confesar. El año pasado le dijeron que la tomaban este año después de Pascuas, los papás hicieron las estampas, hicieron todo y el día anterior le dijeron que no iban a tomar la Comunión", comentó.

Asimismo añadió: "Los papás me preguntaron si podían tomar la Comunión en el campito de la Parroquia y les dije que sí. Yo tengo que velar por la salud espiritual de ellos porque les van quitando todo si también le van a quitar el apoyo espiritual...".

"Los chicos lamentablemente están en su casa encerrados con el Zoom. Por eso se escuchan permanentemente situaciones de estrés, de angustia por parte de ellos. Lo que pensé fue que me podía ligar un reto y a esta altura de mi vida no me cambia demasiado. Me podía llamar la atención mi Obispo, Jorge Lugones, quien me dijo que sea prudente", aseveró.

Al ser consultado acerca de si se va a vacunar porque es mayor de 60 años, Robles manifestó: "No me voy a anotar porque hay mucha gente antes que yo que la necesita. Hay gente que conozco que está con problemas y no le han dado la vacuna todavía".

Dejá tu comentario