Sociedad | Tucumán | Mariana Rey Galindo |

La jueza del Fallo Juli: "Aprendí que así escriben los niños, y que ése es su lenguaje de comunicación"

Dialogamos con Mariana Rey Galindo, la jueza tucumana autora de un fallo que conmovió al país. La importancia de la comunicación como forma de humanizar la justicia, y la necesidad de que los magistrados piensen en sus destinatario y no tanto en la academia.

Ayer publicamos la noticia de una jueza de familia en Monteros, Tucumán, que no sólo tomó una decisión salomónica que le reconoció la paternidad a dos personas que se la disputaban, cada una con sus razones, sino que también que se tomó el trabajo de escribir una sentencia deliciosa, impregnada de amor y dirigida sin ningún tipo de rodeos a Juli, la niña de 9 años que era el sujeto de su decisión.

Fue una de las notas más leídas del portal, y por la tarde fue replicada por los principales medios de comunicación y las agencias de noticias de todo el país.

"Juli, tenés razón cuando decís que no querés elegir entre tus dos papás. Tenés derecho a conservar a los dos: al papá Roberto y al papito Jorge. También tenés razón al no permitir a los grandes que te exijan ese tipo de elección. No hay nada que elegir", había escrito la jueza en su sentencia del 7 de febrero.

MARCA INFORMATIVA habló en exclusiva con Mariana Rey Galindo, la jueza que se animó a escribir "Juli, tenés razón", y que firmó una sentencia para los anales de la jurisprudencia argentina. Ella se encargó de explicar su trabajo aún con mayor simpleza.

fallo causa juli.mp3

Entrevista con Mariana Rey Galindo, la jueza tucumana autora del fallo Juli.

-¿Cómo se gestó esta manera de comunicar un fallo tan importante?

- Es algo que venimos trabajando en el juzgado: de comunicar. De lo difícil, hacerlo fácil. De tener un mensaje claro. De poner en práctica esto del mensaje sencillo. Y sobre todo, de humanizar, y aunque parezca una locura, humanizar-nos.

Es algo que venimos trabajando en el juzgado: de comunicar. De lo difícil, hacerlo fácil. De tener un mensaje claro. De poner en práctica esto del mensaje sencillo. Y sobre todo, de humanizar, y aunque parezca una locura, humanizar-nos.

- Lo interesante es que se logra esta humanización sin que vaya en desmedro de la calidad jurídica del propio fallo...

-Por supuesto, así es. El estilo técnico, la claridad del lenguaje no es algo que hay que perder, sino que se debe lograr que nuestros destinatarios entiendan el mensaje. De no tener mensajes encriptados solamente para quien entienda el derecho... Al contrario. Teníamos una destinataria de nueve años y dos destinatarios mayores de edad pero que no son abogados.

-¿Esto le implicó aplicar alguna técnica especial? Es decir, desde lo jurídico allanar el discurso de esa manera, ¿es una tarea compleja?

- Sí, es un ejercicio. Aunque no me creas, es algo que cuesta, porque uno está acostumbrado a escribir en un lenguaje que hemos aprendido en la Universidad, y seguimos hablando desde ese lugar, con formulas gramaticales complicadas y todo eso. Entonces para nosotros es un ejercicio: de lo difícil, hacerlo fácil.

-¿Y cómo lo logran?

- Mi equipo de trabajo ha tenido clases con una profesora de lengua. Primero para que nos enseñe el idioma, para no desvirtuar la lengua. Y luego, para que nos enseñe a expresarnos de una manera distinta.

- Hay un detalle que puede parecer una estupidez pero que considero delicioso: se tomaron el trabajo de hasta cambiar la tipografía para escribir en Comic Sans las partes dirigidas a la niña. Cuénteme un poco más.

- Sí, es fantástico. Pero eso tiene que ver con algo que nos transmiten los niños. Cuando nosotros empezamos con esta técnica de que hay que hablarle a los niños, uno de ellos, cuando lo invitamos a leerle el fallo, me dijo: "¿Pero cuál es la parte mía, si está todo escrito igual?". Eso me sorprendió entonces le pedí que me explicara. Y ahí me mostró la letra Comic Sans que ellos usan en el WhatApp. Entonces aprendí que así escriben ellos, y que ése es su lenguaje de comunicación.

image.png
Cercanía, transparencia, adaptación. La parte resolutiva del fallo de Rey Galindo incluye una

Cercanía, transparencia, adaptación. La parte resolutiva del fallo de Rey Galindo incluye una "invitación" para la niña, en lenguaje llano e incluso usando la tipografía que prefieren los chicos, la Comic Sans.

Dejá tu comentario